Costillas adobadas con patatas

_MG_0169

Para este guiso tan popular de la gastronomía tradicional podemos comprar las costillas  adobadas pero  he preferido hacerlo  en casa para darle mi toque particular al adobo.

En general este tipo de adobo se hace con ajo, pimentón y aceite pero como las costillas ya tienen suficiente grasa he preferido aligerarlas un poco y sustituirlo por vino blanco que además de sabor le aporta un buen olor al guiso .

Este tipo de guisos tan contundente lo podemos tomar como plato único acompañado de una buena ensalada. Esta elaborado con costillas de cerdo ibérico pero con las de cerdo blanco también os saldrá muy rico.

Ingredientes para 2 personas

  • 500 g de costilla ibérica
  • 3 o 4 trozos de patatas por persona
  • 2 dientes de ajo
  • 100 g de pimiento rojo
  • 50 g de pimiento verde
  • 1 cebolla roja
  • 1 c/p de pulpa de pimiento choricero
  • 1 c/p de harina
  • 1 c/p de pimentón de la vera
  • 2 c/s de aceite de oliva virgen
  • sal, pimienta molida y una hoja de laurel
  • un poco de perejil
  • una copa de brandy
  • agua o caldo

Para el adobo de las costillas

  • 2 dientes de ajo
  • 1 c/p de pimentón dulce
  • 1 chorrito de vino blanco

Proceso

La noche anterior adobaremos las costillas. Pelar los ajos, echarlos en el mortero y machacar. Una vez que lo hemos machacado bien añadimos el pimentón, mezclamos con el ajo y añadimos el vino blanco poco a poco hasta conseguir una pasta espesa con la que embadurnaremos una a una las costillas. Dejamos reposar en la nevera hasta el día siguiente para que cojan sabor. También podemos hacerlo el mismo día un par de horas antes si no disponemos de tiempo.

Como ya tenemos las costillas adobadas pelar y cortar toda la verdura en dados de un centímetro aproximadamente y reservar. Pelar las patatas y cascarlas.

En una olla a presión poner el aceite  y cuando este caliente echamos las costillas y las marcamos. Como llevan pimentón llevaremos cuidado de no quemarlo para que no coja mal sabor el guiso. Cuanto estén marcadas  las retiramos de la olla y añadimos el ajo y la cebolla. Pochamos unos minutos a fuego medio e incorporamos el pimiento. Cuando este listo incorporamos el pimiento choricero, lo guisamos y añadimos la harina, que tostamos y después el pimentón, salpimentar. Dar unas vueltas a todo y añadir el brandy. Cuando se haya evaporado el alcohol echar las patatas, incorporar las costillas y dar unas vueltas para que su impregnen de todos los sabores.

Añadir agua o caldo hasta que cubra todos los ingredientes, poner la hoja de laurel y un poco de perejil picado. Cuando comienza a hervir rectificar de sal y pimienta. Guisar según los tiempos de vuestra olla a presión.

Cuando vayamos a servirlo, si nos gusta, podemos añadir un poco de perejil picado fresco.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Carnes, Recetas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s