Garbanzos con espinacas y buñuelos de bacalao

Garbanzos buñuelos de bacalao-4

Cuando aprieta el calor dejan de apetecernos las comidas de cuchara que tomamos; sin embargo hay que ingeniarselas para seguir elaborando platos con legumbres que sean apetitosos para estas fechas. La preparación que os propongo con garbanzos cumple estos requisito: se pueden tomar tibios o frios, según nos apetezca y  presentemos el plato finalmente.

En casa los hemos tomado con un poco de caldo y unos buñuelos de bacalao incorporados en su caldito. Pero podríamos tomar los garbanzos con la salsa y los buñuelos aparte, como mas os guste.

Estos platos de legumbres no son muy modernos, pero tienen sabores intensos y ricos con lo que contribuyen a que nuestra alimentación sea equilibrada. Además, si aprendemos a hacerlos bien, serán nuestro trampolín para innovar en un futuro; pues lo importante es que lo que comamos sea apetecible y este bien elaborado.

Ingredientes

  • 100 g de garbanzos secos por persona
  • 1 cebolla grande
  • 2 tomates maduros
  • 1 bolsa de espinacas baby
  • 1 c/c de pimentón dulce
  • 45 cc de aceite de oliva virgen
  • 1 cabeza de ajos
  • 1hoja de laurel
  • caldo de pollo y verduras

Para los buñuelos

  • 150 g de patatas guisadas
  • 100 g de bacalao desalado
  • 1 diente de ajo
  • 1 ramita de perejil
  • pimienta recién molida
  • 1 huevo
  • harina para rebozar

Proceso

La noche anterior ponemos en remojo los garbanzos con un puñadito de sal.

Cocer los garbanzos por separado con una hoja de laurel y una cabeza de ajos. Reservar.

Para preparar los buñuelos:

Picar los ajos y el perejil y reservar.

Para esta receta tendremos el bacalao desalado con anterioridad; ya sabéis que esto se hace poniendolo en remojo con la piel boca abajo durante 48 horas, como mínimo y cambiandole el agua tres veces al día. Una vez desalado lo escaldamos y en esta agua hervimos las patatas y una vez cocidas las trituramos con un tenedor y las dejamos enfriar.

Cuando se ha enfriado este puré de patatas, añadimos el bacalao desmigado, los ajos y el perejil picado y el huevo. Mezclamos todo  añadimos un poco de pimienta y reservamos en el frigorífico.

Para los garbanzos:

Pelar y cortar en brunoise fina: la cebolla y el tomate.

Poner el aceite en una sartén y cuando esté listo sofreímos la  cebolla, después le añadimos la cucharada de pimentón le damos unas vueltas y añadimos el tomate. Sofreir todo a fuego medio durante 10 minutos.

Pasado este tiempo incorporamos las espinacas limpias y secas, las rehogamos con el resto del sofrito  procurando que mantengan su color y añadimos este sofrito a los garbanzos. Lo tendremos cociendo 5 minutos para que se integren los sabores.

Mientras transcurren estos minutos sacamos el preparado de los buñuelos y elaboramos unas pequeñas bolas que pasamos por harina y huevo. Las freímos en abundante aceite y cuando esten doradas las sacamos a papel absorbente para que escurran el aceite.

Ya en la mesa añadiremos los buñuelos al plato para tomarlo todo junto.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Legumbres, Recetas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s