Croquetas de huevo duro

He visto muchas recetas de croquetas de huevo pero como las hacía mi madre ninguna. Llevaba  haciendolas muchos años aunque la receta original no era de mi abuela sino de una amiga suya. A decir verdad en esta zona  hay muy buenas cocineras.

En las recetas que he ojeado las croquetas  son muy grandes, están hechas con un cuarto del huevo  pero las que os comentamos hoy son distintas y ademas  con un sabor  muy fino. Están super ricas!!.

La bechamel es determinante en el sabor de las croquetas. Por lo general no me gusta hacer ninguna croqueta con patata y mi truco  es añadir un poco de nuez moscada ademas de la pimienta. Para que resulten un poco mas ligeras  suelo prepararlas con leche desnatada y en algunas ocasiones, si la receta lo requiere, con caldo de cocer el ingrediente con el que las preparo.

 A la hora de freirlas el aceite debe ser abundante (las croquetas deben “nadar” en él) y estar muy caliente para que se forme una capa fina e impermeable a su alrededor, de manera que no entre aceite en el interior y  el exterior quede crujiente.

Ingredientes

  • 3 huevos duros
  • 3 c/s de aceite
  • 3 c/s de harina
  • 1 cebolleta
  • leche desnatada la que admita
  • sal, pimienta y nuez moscada

Proceso

En primer lugar ponemos los huevos a cocer, enfriamos y cuando estén listos los cortamos en rodajas de 1 cm de grosor aproximadamente desechando las puntas. Reservamos.

Preparamos el resto de los ingredientes: cortamos la cebolla en brunoise, tamizamos la harina y calentamos  la leche, la cantidad será un poco orientativa.

Ponemos la sartén a fuego medio  con las tres cucharadas de aceite y cuando esté un poco caliente añadimos la cebolla. A continuación cuando la cebolla esté transparente añadimos la harina  y la tostamos un poco.

A continuación vamos añadiendo la leche, si es caliente mejor pues se formarán menos grumos, la vamos desliendo y  guisando poco a poco. Cuando esté lista la besamel (entre 20 o 30 minutos) añadimos sal, pimienta y un poco de nuez moscada  a continuación removemos bien  para que  la masa quede uniforme.

Con el fuego suave introducimos una a una las rodajas de huevo duro a la sartén y vamos recubriendolas  con la bechamel hasta formar un disco. Después lo sacamos a una fuente y así hasta que terminemos con todas.

Hay que tener cuidado para que no se queme la bechamel ni se quede muy espesa. Lo solucionaremos sacando la sartén del fuego para formar la croqueta y añadiendo, si fuese necesario un poquito de leche caliente.

Después  las pasamos por huevo y pan rallado y las freímos en aceite muy caliente. Como me quedaba mermelada de tomate raff  les he dado un toque dulce para acompañar. También he puesto una breva que después después de probar he visto que no le iba nada.

Están deliciosas! son un poco laboriosas  si, pero triunfaréis con ellas en días especiales o cuando queráis sorprender a alguien .

Anuncios

9 comentarios

Archivado bajo Huevos, Recetas

9 Respuestas a “Croquetas de huevo duro

  1. Cecilia

    Hechas!! Están buenísimas. Gracias por la receta.

  2. any

    Hola:
    yo no le heche cebolla,pero salieron buenisimas….

  3. esti

    Están muy buenas tuve invitados y les encantó gracias x tus consejos

  4. esti

    Gracias x tus consejos

  5. carmen

    Las mejores croquetas que he comido en mi vida lo hice en un restaurante en Guijuelo, con huevo duro, jamás las había comido con este ingrediente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s