¡No sólo de pan vive el hombre! Pt. 1

Después de la entrada anterior, la receta de la sopa, para que seáis conscientes de que esto no pretende sólo ir de recetas, cambiamos de tercio: ¡viva el vino! y todo con Birth of the cool de fondo…

Para entrar en materia voy a desempolvar mi Diario de vinos, que todo sea dicho de paso, después del esfuerzo que le costo a mi chica conseguírmelo, pues yo tiré la toalla, no tiene perdón divino. El cuadernico en cuestión, hace unos meses al menos, estaba descatalogado; ya lo había dado por perdido, hasta me había bajado unas plantillas como sucedáneo, pero allí apareció ella con el que debía ser el último ejemplar en circulación.

El caso es que me encapriché del dichoso cuaderno para solventar mis problemas con los vinos extranjeros: no soy capaz de acordarme de los nombres, bodegas,… ni bebiendo sólo un par de copas. Además, he de reconocer mi debilidad por todo aquello que huele a antiguo, mítico, o cómo lo queráis llamar…

Para ser justos hay que decir que el diario está a la altura; desde la primera página (in case of loss,… reward of $) hasta el fuelle que incorpora con tags para rellenar categorías, puntuaciones,… Muy completito, si señor. Secciones para espumosos, blancos (que es lo que me interesaba, el Weiss), rosados, tintos, dulces y espirituosos. Además otras seis customizables, notas, índice (para que te rellenes tú) y pegatinas con todo tipo de categorías, ratings, estrellitas y demás.

Resumiendo, si además de gustarte el vino (y ser un poco freak) te gusta el mundo analógico, los borrones, prefieres el libro de papel de toda la vida al kindle (que además te parece un invento innecesario del demonio) y te encanta el halo que envuelve a Moleskine, sin duda es para ti. Eso si, yo dejaré el rellenarlo para la vuelta a casa… mis gafas, de pasta, son suficientemente grandes como para no tener que sacarlo en público.

El próximo día me arranco con el primer vino; ya es tarde.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Bebidas, Libros, Utensilios, Vino

2 Respuestas a “¡No sólo de pan vive el hombre! Pt. 1

  1. Yo quiero uno, sí señor… aunque nunca me acuerde de leerlo, sólo por el caché del señoret cultivado, curtido y culturizado en la enología internacional.

  2. Ana

    Un cuaderno así exige bigotito, tirantes y unos oxford relucientes con el pantalón remangado para que se vean tus calcetines a juego de la pajarita 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s